Go to Top

Rebanada perfecta

¿Te dispones a desayunar y se te ha olvidado descongelar el pan?.  No te preocupes, te contaremos el truco para que el punto de tueste de tu rebanada, sea el idóneo para combinarlo con aceite.

Coge el pan directamente desde el congelador, envuélvelo en una servilleta de papel (cuanto más absorbente mejor, ya que empapará todo el agua que suelte al ir descongelándose) y mételo en el microondas durante unos 20-30 segundos a máxima potencia, lo justo para que le puedas pinchar el cuchillo y  te permita hacer los cortes o rebanadas necesarios.

Una vez hecho esto, pasa el pan por tu tostador, y si te lo permite, ponlo al mínimo nivel de potencia para que el calentamiento del mismo, sea lento, y se vaya calentando poco a poco toda la superficie. Y después de todo, como siempre, tu aceite…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: